¿Qué es la Terapia Gestalt?

Terapia es toda actividad humana dirigida a reestablecer la salud y el equilibrio del ser humano y/o lograr el pleno desarrollo de la persona.

La Terapia Gestalt es un modelo psicoterapéutico que se basa en una fe absoluta en la naturaleza y potencial del hombre que, al igual que las plantas, crece espontáneamente hacia la luz, siempre que no haya interrupciones en su desarrollo.

Cree que uno mismo es responsable de la construcción de su vida y de su mundo. Lo que percibimos depende de cómo y desde donde miramos, de manera que podemos modificar, movilizar, completar nuestro modo de sentir y buscar un mejor enfoque de la realidad. La palabra alemana "Gestalt" se traduce por "Forma", y hace referencia al hecho de que el observador da forma a la experiencia.

La Gestalt es, por lo demás, un modo de estar en el mundo en forma plena, libre y a­bierta, aceptando y responsabilizándonos por lo que somos, por lo que hacemos y por lo que evitamos, sin usar más recursos que apreciar lo obvio, lo que ES, sin autoengaños. Es más que una psicoterapia enfocada únicamente al ámbito clínico, en sí misma es un estilo, una filosofía de vida.

 La Terapia Gestalt tiene una visión holística del hombre, considerándolo como un todo, un organismo unificado. La salud y la enfermedad afectan a la persona como un todo, no sólo a nivel físico o psicológico por separado y de forma independiente.

La clave de la terapia es el "Aquí y Ahora" y el "Darse Cuenta" para afrontar los conflictos y los asuntos pendientes o inconclusos.

El organismo, por naturaleza, tiende a mantener su equilibrio y su salud, de manera que cuando le surge una necesidad trata de satisfacerla para restablecer el equilibrio. La necesidad es una carencia, una falta de algo indispensable, bien a nivel fisiológico o psicológico, sin que estos niveles puedan disociarse. Cuando surgen varias necesidades simultáneamente, el organismo sano establece prioridades, atendiendo primero a la necesidad dominante. "Lo primero es antes", siempre.

Para que una persona pueda satisfacer una necesidad tiene que ser capaz de sentirla, darse cuenta, saber de su presencia, y también manejarse a sí mismo y a su entorno, es decir debe interactuar con el medio ambiente. Cuando una necesidad se satisface el asunto se cierra, y permite estar en disposición de atender a una nueva necesidad. Éste es el proceso de autorregulación organísmica. Una necesidad insatisfecha da lugar a una Gestalt abierta o inconclusa, y la energía se bloquea generando malestar.

Leer más ▼



 
Ir Arriba